Inicio

Artículos

Gastronomia Quechua

La alimentación en los pueblos indígenas es una muestra más de su gran sabiduría. Ellos aprovechan de la tierra sus frutos y elementos en forma natural respetando los ciclos naturales de cultivo y reproducción.

Esta forma de visa ancestral la podemos definir como vivir de acuerdo a los productos que nos da la tierra, en sus formas de cultivo, extracción y recolección, en paz y armonía con la madre tierra, generadora de la vida humana y cuidadora de ella.

Los pueblos indígenas han sabido vivir en esta armonía, usufructando de los recursos alimenticios, extrayendo de ellos la salud y el desarrollo físico y mental de sus comunidades.

Nuestros apuntes de gastronomía indígena pretenden dar a conocer algunas comidas tradicionales de cada pueblo y recibir de nuestros hermanos virtuales sus propias recetas y fuentes de información al respecto, las que esperamos conformen un gran libro de sabiduría alimenticia en un futuro próximo

Quiwilla, el alimento ideal

Quiwicha (del quechua huahutli) o amaranto

La quiwicha (del quechua huahutli) o amaranto, por el perfecto balance de aminoácidos es ideal para la alimentación humana. Las semillas son negras y relucientes. La harina se utiliza en la elaboración de tamales, panes, tortillas, postres. Para los aztecas era considerada una planta sagrada. El propio emperador todos los años relucía una azada de oro para plantar las primeras semillas.

La quiwicha sufrió una grande irreverencia de parte de los Conquistadores.

Al iniciarse la conquista, Hernán Cortés, ordenó su destrucción. Incluso amenazó con castigar con la muerte a cualquiera que la cultivara. También la quinua fue objeto de descrédito. El motivo del desprecio de los Españoles que llegaron a nuestras tierras y vieron estos granos por primera vez, creyeron que era oro, por su color. Al darse cuenta de que no lo era, fue tanta su bronca que la despreciaron. Además, era comida de Indios… Eso es lo que relatan los cronistas de la época.

Leer más...

La Chicha de Jora y la Cosmovisión

La Chicha de Jora y la Cosmovisión
Andina

Rodolfo TAFUR Zevallos

La religiosidad Andina es Holistica, cada parte esta indisolublemente ligado entre si, constituyéndose la Unidad del todo, así la acción de sus partes repercute en la acción de los demás. La vida es una fiesta que nunca acaba, siempre crea. Para los andinos la realidad esta integrada por tres comunidades interrelacionadas. La naturaleza (sallqa), la comunidad humana (runas) y la comunidad de las padres (wacas o deidades).Los tres se encuentran en continuo dialogo y reciprocidad , pues este es el modo de ser de la vida, también comparten sus características de incompletitud. Para que haya vida, dialogo y reciprocidad debe haber igualdad; si se rompe la igualdad la relación se torna asimétrica, se benefician unos y se perjudican otros.

Leer más...